Cómo ahorrar dinero al mes

Muchas personas tratan de ahorrar dinero, pero no consiguen hacerlo. Incluso pueden ahorrar algunas veces, pero no de forma estable. Es decir, ahorran por uno o dos meses y luego abandonan el intento. Dejan de ahorrar. Esto se transforma en una gran frustración.

Otro inconveniente es que muchas de ellas asumen que no les es posible ahorrar porque ganan demasiado poco, y se equivocan. Se convencen a si mismas que cuando cuenten con un sueldo más alto van a empezar a ahorrar. Lo que sucede es que cuando el esperado aumento llega, la persona no ahorra nada, postergan de nuevo la adopción del hábito de ahorrar.

En los próximos párrafos voy a pasar algunos consejos fantásticos sobre cómo ahorrar dinero al mes, independientemente del tamaño del sueldo.

Cuando gane más empiezo

No caigas en la trampa de decir “cuando gane más empiezo” porque eso solo te va a hacer continuar gastando todo el dinero que ganas indefinidamente.

Necesitas entender que un ingreso alto no es sinónimo de riqueza. Ganar mucho dinero no suele hacer a las personas más ricas debido a que usualmente, su nivel de vida mejora en proporción con el aumento de sus ingresos. A veces inclusive mejora el nivel de vida a un nivel por encima del aumento de ingresos.

No interesa si cuentas con poco o mucho dinero, hoy siempre será el momento adecuado para comenzar a ahorrar dinero. Si no puedes ahorrar tu dinero hoy, tampoco lograrás hacerlo cuando ganes cinco veces más.

En realidad, cuanto menor sea tu ingreso más fácil será cambiar tus hábitos financieros, de modo que, cuando tus ingresos incrementen ya vas a estar haciendo todo bien.

La mejor forma de ahorrar dinero, la que debes comenzar a aplicar de inmediato es el método de pagarte primero, como vas a leer en el tema siguiente.

Pagate primero

El dilema de la gente que no puede ahorrar es que tratan de hacerlo de forma errada, lo que hace el acto de ahorrar consistentemente, súper difícil.

La gente suele tratar de ahorrar unos centavos en el transcurso del mes para que tal vez quede algo para ahorrar al fin de mes. Y aún así siempre esta presente el riesgo de que surja aquel gasto de última hora o aquella cuenta que la persona olvidó cubrir. El resultado es que la mayor parte del tiempo la gente no guarda absolutamente nada.

Lo que estas personas hacen mal es tratar de ahorrar lo que queda de sus salarios, cuando deberían hacer lo opuesto. Por eso es bastante común escuchar excusas como “No puedo ahorrar porque no queda nada de mi salario”.

Todo lo que debes hacer es voltear la estructura de pago. Esto significa que en lugar de pagar tus deudas y gastos mensuales primero, tienes que pagarte.

El secreto que tienen las personas millonarias es que sencillamente se pagan primero. El secreto de los ricos es que voltean la estructura de pago, esto significa que primero acostumbran a ahorrar y luego pagan.

La mayor parte gasta su efectivo en este orden: pagan sus cuentas, pagan por divertirse y si queda ahorran. Por lo tanto, no es extraño que usualmente no les quede dinero sobrante para poner en la cuenta de ahorros. Sin embargo, si le das prioridad al ahorro vas a estar en condiciones de ahorrar tu efectivo antes de que se de la ocasión para gastarlo incorrectamente.

Si no cuentas con ahorros de seguro tu costumbre es primero pagar por todo, pero tu no te pagas. Primero te encargas de pagar las cuentas, gastos cotidianos de subsistencia, pagas por gastos de entretención y así sucesivamente. Compras impulsivamente, porque subconscientemente te haces a la idea que todo el dinero que tienes en tu cuenta se ha dispuesto para hacer pagos. Si te sobra un poco, entonces lo debe colocar en tus ahorros.

En la practica lo que debe hacer es primero pagarte (ahorrar) y en seguida pagar a los demás (pagar cuentas). Si la suma que restas no es lo suficiente como para costear tu nivel de vida, esto significa que debes acogerte a un patrón de vida más económico, reducir tus gastos a modo que vayas por debajo del dinero que resta después de haberte pagado primero. Debes hacer un presupuesto. Al llevar una vida por debajo de tus medios vas ha crear un escenario ficticio de escasez que no te va a dejar desembolsar el dinero destinado al ahorro.

A primera vista, podría resultar dificultoso discernir este concepto, pues es un cambio de estructura financiera bastante relevante. Sin embargo es la forma más fácil de ahorrar dinero al mes.

Bueno, ya aprendistes cómo ahorrar dinero, ahora veamos cómo llevar a la práctica el método de pagarse primero.

Cómo pagarte primero

La forma más eficaz de ir desarrollando el hábito de pagarte primero es hacerlo automáticamente, que no lo veas. Si pides que el dinero lo retiren de tu salario antes de recibirlo, no vas a sentir la menor falta de él.

Si eres un asalariado habla con el responsable de los sueldos en tu empresa y ve si es posible que una parte de tu salario te lo deposite directamente en una cuenta de ahorros. Es importante que esta cuenta esté separada de tu cuenta corriente principal.

Si eres autónomo, o por algún motivo no es posible configurar el depósito automático, deposita el dinero en otra cuenta manualmente. Otra sugerencia es romper la tarjeta de débito aliada a esa cuenta, si le han dado una.

Toda la gente puede ahorrar el menos el 10% de su ingreso mensual. Dudo que no puedas vivir con el 90% de tus ingresos, pero si estás incrédulo en relación con eso, empieza por ahorrar tan sólo el 1% de tus ingresos. La próxima vez puedes ahorrar un 2% o un 3%, aumentando paulatinamente el porcentaje para ahorrar.

En realidad, la gran mayoría de la gente esta en posición de ahorrar entre el 10% y el 15% de su salario mensual. El monto que  ahorres va a depender bastante de tus condiciones y del porcentaje de tus ingresos que se designa al pago de cuentas y a la parte de subsistencia. De todas formas, intenta comenzar a ahorrar al menos el 10% al mes e incremente este porcentaje paulatinamente hasta donde puedas.

Recibir un aumento de sueldo es una buena oportunidad para ahorrar mucho más. Cuando recibas un aumento aparta el 50% del aumento total cada mes y deposítalo inmediatamente en tu cuenta de ahorro. Encima del porcentaje que te vas a pagar primero. Si ya lograste subsistir con el sueldo anterior no vas a tener ningun inconveniente en recibir solamente la mitad de tu aumento. Si llegaras a recibir una suma inesperada de dinero colócala tambien, toda o gran parte de eso en tu ahorro, por su puesto, si olvidarse de primero pagarte.

La conclusión

Ahora que aprendiste cómo ahorrar dinero, debes entender que hoy es el momento oportuno de comenzar a ahorrar. Inclusive si no cuentas con mucho dinero lo más elemental es cimentar ese hábito, de forma que cuando cuentes con más dinero ya va a estar habituado y continúes ahorrando.

Jamás conocí a alguien que haya dicho que está arrepentido de haber ahorrado o que fue una equivocación haber ahorrado más. Al contrario, absolutamente todas la gente que conozco han expresado sentirse feliz de haber empezado a ahorrar. Entonces, ¿qué estás esperando? No importa que edad tengas, comienza a ahorrar ahora. Puedes comenzar de inmediato apartando un porcentaje de tu sueldo actual, antes de gastarlo todo. Luego al siguiente mes empieza a pagarte primero.

Espero que estos consejos le hayan sido útiles y le deseo éxito en llevar a cabo este cometido.