Cómo hacer un presupuesto

Un presupuesto es un plan en donde se debe calcular ingresos y gastos mensuales. Se hace para saber dónde irá tu dinero antes de que lo ganes.

Los presupuestos no te protegerán de los desastres, pero pueden ayudarte a evitarlos. Los problemas inesperados del automóvil o una gran factura médica pueden interrumpir incluso los grandes planes, pero un buen presupuesto puede silenciar el impacto. Parte de tu presupuesto asignará ahorros para ayudarte a construir un fondo de emergencia.

Cuando prepares tu presupuesto, recuerda ser honesto. El autoengaño es lo peor que puede aportar al proceso. Los presupuestos solo incluyen el dinero que realmente esperas recibir. No incluyen imprevistos inesperados como herencias fortuitas o ganar la lotería.

¿Cuál es el propósito de un presupuesto?

Los presupuestos tienen varios propósitos. Pueden ayudarte a ahorrar para un objetivo específico, como comprar un automóvil o una casa. También pueden ayudarte a pagar deudas o construir un nido de ahorros. Cuando comiences el proceso, decide cuál es el objetivo y anótalo. Es más fácil alcanzar tu objetivo cuando te lo recuerdas todos los meses.

Para empezar, resuelve vivir dentro de tus medios. Considera a Luisa, de 25 años, que es soltera y se lleva a casa $3,500 por mes. Su renta es de $1,200 por mes y gasta $300 por mes en comestibles. A ella le gusta comer afuera, volar para visitar a sus padres varias veces al año, ir a clubes y conciertos. Los gastos también incluyen un automóvil, un cachorro y una membresía de gimnasio. Adicionalmente, pagos de préstamos estudiantiles de $300 por mes.

Los gastos de Luisa son un promedio de $3,600 por mes. El déficit mensual de $100 ahora va en su tarjeta de crédito, y los crecientes pagos de intereses en su tarjeta de crédito están consumiendo más ingresos cada mes.

¿Qué debería hacer Luisa?

El primer paso consiste en tomar una hoja de papel y dibujar una línea en el centro. El ingreso está a la izquierda; gastos a la derecha. Ella necesita idear un plan que equilibre los dos y, con suerte, dejar un par de cientos de dólares sin tocar para un fondo de emergencia. No es fácil, pero se puede hacer. Así es cómo:

Cómo calcular el ingreso mensual

Cuando se trata de un presupuesto, el ingreso neto es el único ingreso que importa. Olvídate de las ganancias antes de impuestos. Tu sueldo neto es lo que puedes gastar o ahorrar. A continuación, te mostramos cómo determinar cuál es tu ingreso mensual neto:

• Si te pagan quincenalmente

Si te pagan un salario constante cada quincena, multiplica tu sueldo neto por de cheques que resives en un año: 26. Luego divide este número entre 12 para obtener tus ingresos mensuales.

• Si te pagan semanalmente

Toma tu pago semanal y multiplícalo por el número de semanas en un año: 52. Divide este número por 12 para obtener tus ingresos mensuales.

• Si tu sueldo fluctúa

Si tu salario fluctúa basado en propinas, horarios variables y/o comisiones, aún puedes calcular un ingreso mensual estimado agregando 3 meses de ingresos y luego dividiéndolo entre 3.

Al calcular los ingresos, también incluye otros ingresos como seguridad social, discapacidad, pensión y pensión alimenticia. Cualquier dinero que recibas regularmente puede considerarse ingreso para tu presupuesto mensual.

• Tus gastos mensuales

Puede ser difícil recordar todos tus gastos mensuales. Comienza enumerando las facturas que pagas cada mes. Estas probablemente incluirán:

– Hipoteca y/o renta
– Gastos de automóviles: pagos de automóviles, seguros, gasolina y peajes
– Eléctricidad /gas/agua
– Cable/Internet
– Préstamos estudiantiles
– Servicios de suscripción: Netflix, membresía de gimnasio, etc.

• Después de que hayas enumerado tus facturas mensuales, agrega los gastos variables, que incluyen:

– Comida: comestibles y salir a comer
– Prescripciones
– Gastos de mascotas

La fuerza de un presupuesto vendrá determinada por la precisión de este. Consulta los cargos de tarjetas de crédito y/o débito durante 3 meses para asegurarte de que está capturando todas las categorías en las que normalmente gastas dinero.

• Compara ingresos y gastos

Una vez que hayas identificado todos tus gastos, agrégualos. ¿Cómo haces una comparación entre tus gastos con tus ingresos?

¿Tienes un excedente o un déficit?

Si tienes un excedente, considera cómo vas a invertir o ahorrar el dinero excedente.

Si es un déficit, estudia los gastos y decide qué cortar. Si uno de los mayores flujos de salida es el almuerzo en el trabajo, considera embolsarlo y llevarlo preparado cuatro días a la semana. Si se trata de una factura de televisión por cable, opta por un plan más económico o corta el cable. ¿Una gran cuenta de teléfono celular? Encuentra un plan más barato o un proveedor menos costoso.

Administrar los gastos puede no ser suficiente. Si no puedes llegar a donde debes estar, busca más ingresos. ¿Puedes trabajar horas extras o encontrar un segundo trabajo algunas noches a la semana? Podría ser necesario.

Tus ingresos siempre deben exceder tus gastos. Los gastos presupuestados nunca deben exceder el 90 por ciento de tus ingresos. Recuerda, este es un objetivo y es posible que no lo hagas todos los meses, pero es por eso que tienes una cuenta de ahorros como respaldo. Solo toca ese fondo de emergencia cuando sea absolutamente necesario y deposítalo dinero extra durante cualquier mes cuandotu presupuesto te lo permita.

Calculadora de presupuesto

Usar una calculadora puede ayudarte a sumar rápidamente tus ingresos y gastos. Usa nuestra calculadora online simple, te ayudará a capturar todos tus gastos y evaluar qué ingresos se requiere para mantener tus gastos. También puedes utilizar la calculadora gratuita online de presupuesto de Sernac.

Formas de hacer un presupuesto

Puede mantener un presupuesto en papel, esta hoja de cálculo de presupuesto mensual te va a ayudar a planificar y llevar el control de tus gastos.

Pero también hay muchas aplicaciones y software que pueden ayudarte a planificar tu flujo de caja de manera más eficiente. Los más sofisticados por ejemplo son Quicken o Mint. También hay otros más simples como Word y Excel. Estos son algunos de los programas más conocidos.

O puedes optar por descargar una de las tantas aplicaciones gratuitas online. Aquí hay una lista de aplicaciones para realizar un presupuesto personal y/o familiar para descargar desde Google Play:

Presupuesto rápido. Te permite ver tus gastos de cada día y así puedes darte cuenta claramente en donde te conviene ahorrar.

Controlar gastos. Aplicación muy simple de usar para administar tu dinero. Te ayuda controlar tus ingresos, organizar tus gastos y tus ahorros creando un presupuesto familiar sólido.

Mis gastos. Con la aplicación Mis gastos puedes dar seguimiento a tus ingresos y gastos fácilmente. También cuenta con un plan premium por la que tendrías que pagar.

Mis finanzas. Esta aplicación es ideal para llevar un control metódico de tus entradas y gastos. Sus funcionalidades te permiten analizar con precisión todas tus operaciones financieras.

Mi presupuesto. Aplicación que te permite gestionar tus operaciones de dinero con facilidad y rapidez. Te ayuda a llevar un control de tus gatos para tener una claridad precisa en donde cortarlos.

CoinKeeper. Te permite crear facturas, presupuestos y controlar ingresos y gastos para facilitar tus objetivos financieros.

Trátalas y escoge una que funcione para ti.

Recuerda, que una parte clave del proceso es el seguimiento de los flujos de efectivo reales. Ingresa los ingresos y gastos en cualquiera de estas apps o en un programa de computadora. Luego compara los resultados con el presupuesto. Si tus gastos son demasiado altos, repásalos.

Ya sea un presupuesto en papel o algo en una computadora o teléfono inteligente, recuerda que el presupuesto es una herramienta de planificación. Debes tomar las medidas necesarias para que funcione.